domingo, 30 de julio de 2017

The Spanish Job, de Al Baltax

No se dice que no a la llamada de Al Baltax. The Spanish Job surgía como idea para presentar al Festival Audiovisual de Jóvenes Creadores de los Pirineos, que se encontraba patrocinado por el fabricante de vehículos Mini. Entre los requisitos del concurso, obviamente, que apareciera de algún modo un coche de la marca.

Con el tiempo justo, Al elaboró un fantástico guión de homenaje a "The Italian Job", del que supo sacar todo el jugo cómico para pasarlo por su batidora particular. La batería de actores que consiguió embarcar en tiempo récord fue igual de apabullante: Javi Lázaro, Javi Usón, Miguel Ángel Ariño, Chaime Magallón, Mino Tapia, Iñaki Sánchez, la breve pero oportuna aportación de Luis Rabanaque, y la revelación como actor del director de cine aragonés Ignacio Estaregui (Justi&Cía, Miau), que posteriormente se llevaría el Premio a Mejor Actor en la Gala Clack con su papel de Charlie.

La propia historia concebida como homenaje me llevó a revisitar el clásico The Italian Job (Peter Collinson) de 1969, con Michael Caine, y el posterior remake de 2003, dirigido por F. Gary Gray, con Mark Wahlberg, Charlize Theron, Edward Norton. El viaje al pasado no fue sólo a través de las películas, sino que fue extensivo a sus respectivos carteles. Si bien los del remake de 2003 los tenía recientes en la memoria, el encuentro con el cartel de 1969 fue una de esas sorpresas que sólo pueden recibirse con alegría. Aunque el listón estaba muy alto, y evidentemente inalcanzable, las opciones para homenajearlo estaban ahí. El diseño de un logotipo, acorde a la estética de la versión 2003 sirvió para encadenar ambas alternativas, y también para desarrollar el resto de material promocional tanto impreso como en redes sociales. A continuación os presento el resultado del trabajo, y los carteles de las dos películas.







Los actores se merecían un reconocimiento especial a su trabajo, y para apoyar la promoción preparé estos pequeños recuerdos para cada uno de ellos.













Finalmente, una colección de fotografías del "making of", que os invito a visitar en otra entrada haciendo clic aquí. sirvieron de soporte en la promoción de esta pequeña pero gran pieza de Al Baltax, que está teniendo su recorrido por festivales de todo el mundo. Esto sólo puede ir a más. Y cuando Al Baltax sea famoso, yo diré que fui al cole con él.



No hay comentarios:

Publicar un comentario